Blog

Bonsái de interior por excelencia: el Ficus Retusa

  Mistral Bonsai       18/11/2016
Bonsái de interior por excelencia: el Ficus Retusa

El Ficus Retusa es una de las especies más buscadas en el mundo del bonsái debido a su estética y precio. Se trata de un árbol de crecimiento rápido y vigoroso, de corteza lisa cuyo color puede variar del gris blanquecino al anaranjado. Es un bonsái de interior, resistente a una gran variedad de entornos y a diferentes condiciones de luz, humedad y temperatura. Además, cultivarlo es muy sencillo, incluso para el más inexperto de los cultivadores.

El Ficus es un excelente bonsái de interior que da un toque de vida verde y saludable a los hogares

Originariamente, los ficus crecen en zonas tropicales del planeta y alcanzan grandes dimensiones, por eso son tan ficus retusa interior
resistentes a las altas temperaturas, pero hay que tener mucho cuidado y precaución durante las etapas más frías del año. Sus exigencias de luz no son tan pronunciadas como con otras especies, por lo que se utiliza como planta de interior, pero siempre debemos proporcionarle la luz solar adecuada para un desarrollo óptimo. Es conveniente también, que el bonsái no pase largas temporadas en el interior, por lo tanto, alternar su ubicación con estancias más o menos prolongadas en el exterior, sobre todo a partir de primavera, es ideal para su buen desarrollo.

El Ficus Retusa pertenece a una de las variedades más interesantes que existen. Una característica que lo hace muy llamativo y atractivo, es que cuenta con raíces aéreas. No todas las especies de ficus emiten estas raíces aéreas, y aquellas que lo hacen, las producen bajo circunstancias especiales como una alta humedad ambiente y sombra. Si lo tenemos en el interior de nuestra casa, podemos favorecer el desarrollo de estas raíces proporcionándole las condiciones que necesita. Por ejemplo, una bandeja con agua bajo el árbol puede favorecer la humedad ambiente necesaria para ello.

Agradece muchísimo la vaporización de la copa, volviéndose indispensable en el caso de tener el bonsái en el interior

bonsái de interior

Tener un bonsái en casa no es como tener una planta, si tratamos de escucharlo y entender lo que quiere transmitirnos, nos aportará mucha paz, energía y un vínculo afectivo para toda la vida. El Ficus Retusa es el ideal, ya que os dará la sensación de clima tropical de forma instantánea, un sentimiento muy agradable para estos meses fríos de invierno.


¡COMPÁRTELO!