Blog

Suiseki, el arte en piedra

  Mistral Bonsai       06/10/2016
Suiseki, el arte en piedra

¿Te apasiona la cultura oriental tanto como a nosotros?  Si es así, te encantará leer el post de hoy que habla sobre Suiseki, el arte japonés de contemplar piedras.

Suiseki negro

Suiseki son piedras de pequeño tamaño formadas por la naturaleza sin ningún tipo de manipulación. Admiradas por su belleza y capacidad de sugerir una escena natural o un objeto relacionado íntimamente con la naturaleza. Tradicionalmente se exponen sobre una base de madera o peana que se adapta a los contornos de su base, o bien sobre una bandeja plana con arena o agua.

Un Suiseki muy bueno tiene el poder de representar, en unos pocos centímetros y a los ojos del ser humano, la tierra entera y el cosmos

Este tipo de rocas deben de reunir las cualidades del color, el poder de sugestión y el equilibrio, para que así puedan comunicar las impresiones de calma y tranquilidad:

– El color es un elemento esencial y evoca las cuatro estaciones del año, el crepúsculo, etc. Las rocas más apreciadas son las que poseen varios colores subyacentes, los cuales parecen emerger de la roca, iluminados por una luz interior. Asimismo, una ligera pátina sobre una superficie puede ayudar a sugerir valles y acantilados. Algunos aficionados suelen colocar las rocas en algún lugar fresco y a la sombra, y las rocían con agua frecuentemente para favorecer su aparición.

– El poder de sugestión: La belleza de un Suiseki se deriva en parte de su capacidad de sugerir una escena u objeto.  Cuanto más simple sea la roca más capacidad de sugestión tendrá. De acuerdo con la preferencia zen de la simplicidad, las mejores rocas capturan la esencia del objeto evocado con sólo unos pocos gestos, de forma que con menos elementos se incita la imaginación del observador para que complete la escena en su mente.

– El equilibrio: El coleccionista examina la roca por sus seis lados (izquierda, derecha, delante, detrás, arriba y abajo) buscando componentes asimétricos, contrastes en un equilibrio armónico. En un Suiseki bien formado, los componentes asimétricos se combinan para crear un todo integrado. El equilibrio se crea por el juego entre los siguientes elementos opuestos: alto-bajo, grande-pequeño, vertical-horizontal, cóncavo-convexo, duro-blando, recto-curvo, áspero-suave, oscuro-claro.

Originalmente, el Suiseki proviene de las rocas paisaje, aunque actualmente se pueden encontrar estas tres categorías:

  • Rocas paisaje: Sansui kei-seki en japonés. Son rocas con forma de paisaje: una montaña, un río, una isla, una cascada, grutas, etc.Suiseki dibujo
  • Rocas objetoKeisho-seki en japonés. Representan objetos en relación con la cultura y las tradiciones de la vida cotidiana. Se pueden encontrar formas de casas rústicas, embarcaciones, puentes, animales míticos, pájaros, insectos, peces y formas humanas.
  • Rocas preciosas: Las rocas de esta categoría se clasifican según su superficie.  Presentan una multitud  de estructuras, dibujos, símbolos o motivos. Podemos encontrar piedras con motivos vegetales, elementos celestes, motivos meteorológicos y motivos abstractos.

Una roca muy antigua y bien cuidada es tan impresionante como un árbol muy viejo

Suiseki paisajeLa mejor forma de exponer el Suiseki, una vez haya recibido el tratamiento de cepillo, paño y aceite corporal, es sobre una base de madera o peana que se adapta a los contornos de su base, o bien sobre una bandeja muy plana con arena o agua (suiban).

En Japón, igual que el bonsái, se coloca en el Tokonoma, que, asociado a un grabado apropiado, despierta la fantasía y la fuerza de la imaginación. En el caso de las rocas en suiban, se debe darles el aspecto de haber estado siempre en agua. Así pues, se colocarán en un lugar sombrío y donde reciban agua frecuentemente.

Si te han gustado los Suiseki, puedes adquirir algunos en nuestra tienda online


¡COMPÁRTELO!