Blog

El bonsái que sobrevivió a Hiroshima

  Admin       29/12/2016
El bonsái que sobrevivió a Hiroshima

El popular bonsái superviviente de Hiroshima, tiene un valor incalculable, no solo por su antigüedad, también porque sus ramas y su tronco fueron capaces de sobrevivir a la brutal devastación que ocasionó la bomba nuclear. Se trata de un pequeño árbol, un pino blanco japonés, de unos sesenta centímetros de altura aproximadamente, de tronco robusto, agujas cortas y fuertes, de color verde y amarillo, plantado en el año 1625. Testigo de uno de los momentos más trágicos de historia de Japón, sobrevivió a la devastadora bomba atómica de Hiroshima que causó miles de muertes durante la II Guerra Mundial.  Actualmente se encuentra en el museo Bonsai y Penjing del National Arboretum de Washington, pero el cómo llegó allí es una historia increíble…

Este bonsái pertenecía a la familia Yamaki y el día que cayó la bomba nuclear, el bonsái estaba a situado a solo 3 kilómetros, por lo que sobrevivió gracias a un muro que le sirvió como escudo. En algunos archivos históricos sobre Hiroshima hay una filmación en el vivero de los Yamaki donde puede verse al pino, ileso y en pie, al fondo de la imagen.

Fue donado en 1976 al museo Bonsai y Penjing del National Arboretum de Washington. Enviado por un en experto en bonsáis llamado Masaru Yamaki, como parte de un regalo de 53 especies dadas a los Estados Unidos por el bicentenario de la independencia del país, que se celebró en 1976. Pero el propio árbol “no fue cedido debido a Hiroshima”, dice Kathleen Emerson-Dell, quien lo cuida en el museo, “Fue un regalo de amistad y conexión, la conexión de dos culturas”.

El bonsái superviviente de 390 años, hoy es considerado un símbolo de paz y de encuentro entre Japón y los Estados Unidos

Poco se sabía sobre el bonsái superviviente hasta que, en marzo de 2001 Shigeru Yamaki y su hermano, Akira fueron al museo a visitar el árbol de su abuelo. A pesar de que nunca habían visto el ejemplar personalmente y que sólo habían oído hablar del asunto a través de historias familiares, ayudaron al museo a rescatar la historia del árbol.

bonsai-sobrevivio-hiroshima

“Me parece increíble que Masaru Yamaki pudiese dar un bonsái que no tiene precio, básicamente, a su enemigo y no decir una palabra al respecto”, dijo el presidente de la Fundación Nacional de Bonsai, Felix Laughlin. “Me emociono sólo hablar de ello.”

El árbol de Yamaki ha sido trasladado a un nuevo pabellón japonés que está abierto desde este año.

Fuente: The Washington Post y Ok Diario


¡COMPÁRTELO!