Mistral Bonsai

Prebonsái

¿Qué es un prebonsái?

Es un pequeño árbol con particularidades especiales, que con un poco de trabajo y algunos cuidados puede llegar a ser un bonito bonsái.

La obtención de un bonsái es el resultado de años de trabajo y de la aplicación de técnicas como: podar, trasplantar, alambrar, etc.  (necesitaremos un mínimo de cuatro años para tener un árbol y unos diez para ver un bonsái)

En Mistral Bonsai hemos desarrollado una nueva línea de prebonsáis con gran variedad de especies como: manzanos, Pyracanthas, olivos, pinos, robles, granados, Juniperus y otras muchas más. Estos prebonsáis están preparados a partir de plantones para conseguir un buen nebari o base del tronco, raíces finas cerca del tronco y varias posibilidades de diseño.

Se venden en unos tiestos de un plástico especial para lograr un excelente resultado con poco esfuerzo.

En nuestra tienda online encontrarás la mejor selección de prebonsái. Además, con nuestros artículos tendrás toda la información relacionada con los prebonsáis y sus cuidados para ayudarte a hacer los tuyos propios.

Y si tienes cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono 977 47 10 19 o del correo electrónico info@mistralbonsai.com.


¿Quieres hacer tus propios bonsáis?

Muchos aficionados y profesionales del bonsái prefieren seguir la evolución de la planta, modelarla a su gusto y darle una personalidad propia.

Si eres un aficionado que se inicia en este arte, esta línea te permite disponer de tu primer bonsai propio con solo realizar un trasplante. Siempre teniendo en cuenta que una cierta curvatura en el tronco y algunas ramas finas que pueden moldearse, facilitarán la tarea del diseño inicial.

Por el contrario, si eres un entusiasta más avanzado, seguramente preferirás seguir la evolución de la planta, modelarla a tu gusto y darle una personalidad propia. Esta línea te permitirá modelar y diseñar el bonsái bajo el estilo que desees o que el árbol te indique.

De prebonsái a bonsái

Prebonsái antes de trabajarlo.

Cortaremos las ramas innecesarias.

Limpiaremos la tierra que cubre la base del tronco.

Recortaremos aproximadamente la mitad de las raíces y presentaremos el prebonsái en la maceta.

Colocaremos tierra debajo y alrededor del cepellón, ayudándonos de unos palillos para repartir e introducir bien el substrato.

Regaremos hasta que el agua salga limpia por los agujeros de drenaje de la maceta.