Blog

Calendario aproximado para injertar bonsáis

  Admin       10/07/2018
Calendario aproximado para injertar bonsáis

Este calendario es absolutamente aproximado, ya que injertar los bonsáis depende del estado vegetativo de estos para que agarren bien. Por ejemplo, el frío muchas veces condiciona a los árboles de hoja caduca, de manera que empiezan a moverse a partir del mes de marzo. Por el contrario, si hay años más cálidos y el frío no ha acechado, podemos ver los primeros brotes a principio de febrero.

¿Por qué injertamos los bonsáis?

Uno de los principales motivos por los cuales injertamos es estético. Los injertos por motivos estéticos requieren de que termine en éxito pero que también de que crezca de la manera adecuada para poder formar bien el bonsái.

El segundo motivo, es por el tema de la vigorosidad. Cuando los árboles están en el campo tienen mucha tierra para poder hundir profundamente sus raíces en el suelo y ser muy vigorosos, pero en una maceta no es posible conseguir tanta vigorosidad en determinadas especies, por eso, una buena opción es el injerto.

Injerto de espiga en árboles de hoja caduca: Normalmente este injerto se efectúa cuando las yemas están formadas y ya no crecen. La temporada clásica es injertar de enero hasta febrero, pero como vemos en esta revista se puede injertar también a finales de agosto, en este caso no brotarán hasta la siguiente primavera.

Injerto de escudo en árboles de hoja caduca: Tradicionalmente este injerto se efectúa cuando las yemas ya están formadas y aún están dormidas, de enero a febrero. Pero puede realizarse en algunas especies en julio, cuando las yemas empiezan a estar formadas. en este caso la brotación se efectuará a los pocos días de injertar.

Injerto de pinos por espiga: Este injerto se efectúa desde enero hasta mediados de febrero, cuando los pinos están inactivos ya que cuando las temas se empiezan a despertar los cortes se llenan de resina, lo que dificulta que el injerto prenda.

Injerto de pinos por aproximación: Normalmente este injerto se puede hacer durante casi todo el año, pero por nuestra experiencia los mejores resultados se obtienen desde finales de junio hasta agosto, cuando los pinos crecen pero su vigor ya empieza a reducirse por el calor del verano.

Injerto de Juniperus por espiga: Normalmente este injerto se hace en invierno, desde el 15 de enero al 15 de febrero. Los brotes crecerán desde la siguiente primavera.

Injerto de Juniperus por aproximación: Normalmente este injerto se puede hacer casi durante todo el año, pero por nuestra experiencia los mejores resultados se obtienen desde junio hasta septiembre, cuando después de injertar los brotes continúan creciendo y engordan más que la principio de la primavera, lo que facilita su agarre.

Para injertar correctamente, es más importante tener en cuenta el estado vegetativo de las yemas o espigas, que mirar el calendario 

Por lo tanto, este calendario es una indicación del periodo en el que deben efectuarse los esquejes orientativamente, ya que como hemos dicho dependerá más del clima.

Puedes ampliar la información en el Monográfico el Injerto de la Bonsái Pasión 98, donde se explica algunos de los detalles para tener éxito en la práctica del injerto.

bonsai pasion 98 el injerto


¡COMPÁRTELO!