Blog

Bonsái granado, un clásico del bonsái

  Luis Alejandro Herrera       02/10/2020
Bonsái granado, un clásico del bonsái

Hoy quiero hablarte de un árbol clásico, el bonsái granado o Punica granatum. Una especie que, sin duda, debe estar en la colección de cualquier amante de los bonsáis. Es un árbol con una corteza delicada, unos preciosas flores escarlatas y unos frutos espectaculares. ¿No te gustaría tener un bonsái con estas características?

El granado pertenece a la familia de las punicaceae, ésta está muy extendida por el mundo y es originario del Mediterráneo, Asia occidental (Persia y Afganistán, noroeste de India) hasta el Himalaya. Es un arbusto o pequeño árbol de hasta de 5 m de altura, caducifolio, más o menos espinoso y muy ramificado. Los granados tienen hojas opuestas, oblongas y brillantes.

Su nombre proviene de un error de un naturalista muy famoso, Plineo, quien al catalogar el árbol lo catalogó como manzana del Cartago «malum punicum»., del latín «punicus» o Cartago. Asimismo, granatum significa granada, es decir, con muchos granos, precisamente por la gran cantidad de semillas que contienen sus frutos

Sigue leyendo para saber todos los cuidados del bonsái granado.

Situación

En el clima mediterráneo puede estar todo el año afuera en el exterior. Recuerda que debes protegerlo si en tu zona hay heladas. Puedes entrarlo a tu casa o colocarlo dentro de un invernadero. En cambio, si vives en un clima continental o de montaña, puedes situarlo al exterior, siempre y cuando la temperatura esté entre los márgenes de 10 º C hasta 25ºC. Deberemos protegerlo del intenso sol y del clima helado, colocándolo en semisombra en verano y en invierno en un invernadero.

Riego y abonado

La técnica de riego es igual que cualquier árbol de hoja caduca, debe regarse cuando el sustrato se seque, no mantenerlo encharcado ni seco.

El abonado debe realizarse tanto en primavera como en otoño. En primavera damos prioridad a los abonados ricos en nitrógeno para el crecimiento y que son equilibrados en fosforo y potasio para la buena formación de las flores.

En otoño seguimos con los abonados ricos en fósforo y potasio, bajando el nitrógeno que no es tan necesario en esta época. Puedes utilizar una combinación de abonos orgánicos sólidos y líquidos.

Trasplante y sustrato

El bonsái granado puede ser trasplantado cada dos años. Le va bien un sustrato equilibrado, si te estás iniciando en bonsái puedes usar el Terrabonsai, una mezcla de turba rubia, Akadama y grava.

Si ya tienes experiencia en el mundo bonsái puedes probar un sustrato 100% Akadama o una mezcla de 70% de Akadama con 30% de grava.

Flor y fruto

El bonsái granado florece en el verano y sus flores son de forma oval. Son de un vivo color escarlata y cáliz coriáceo. Estas flores posteriormente se convierten en el conocido fruto amarillo o rojo, la granada. Su pulpa roja es muy jugosa y comestible.

Recuerda no regar mojando las flores. Esto haría que las flores durasen mucho menos en el árbol. Para que los granados fructifiquen deben estar en el exterior para que los insectos los polinicen. Recuerda que, para ahorrar energía de tu bonsái, una vez que hayan salido y madurado los frutos, debes quedarte solo con 1/3 de los mismos. De esa manera no desgastaremos la energía del bonsái.

Poda, pinzado y alambrado

El Granado puede ser podado durante todo el año, aunque es recomendable hacerlo al inicio de la brotación primaveral, así no podarás las yemas de flor que se hinchan al final de las ramas.

Pinzamos durante la etapa primaveral hasta uno o dos pares de hojas, procurando tener en cuenta la dirección de la última hoja, puesto que esta nos marcará la dirección de la próxima brotación.

Si deseas que el árbol florezca espera para realizar la poda hasta que el árbol haya florecido. Las yemas terminales más gruesas también deben ser eliminadas para equilibrar mejor el crecimiento.

El alambrado de las ramas puede realizarse entre la primavera y el otoño, de todas formas evitaremos hacerlo durante la floración para no dañarla.

Plagas

Normalmente las plagas de los granados son las cochinillas, los pulgones, la araña roja y a veces la roya. Para estas enfermedades hay insecticidas sistémicos que trata cada una de ellas. Lo importante es mantener a tu bonsái sano y fuerte para que pueda resistir las enfermedades.

Estilos de bonsái

Con tu bonsái de granado, puedes hacer;

  1. Chokkan o Formal
  2. Moyogi o Informal
  3. Sakkan o Inclinado
  4. Hokidachi o Escoba
  5. Fukinagashi o llevado por el viento
  6. Neagari o Raíces expuestas
  7. Yose-Ue o Bosque

También puedes hacer unos hermosos penjin con tu bonsái granado. Como puedes ver, el bonsái granado es un muy versátil en cuanto a diseño y, además, tienen un atractivo adicional: sus flores y frutos. ¿Te animas? ¡Claro que sí! Esperamos que nos cuentes tu experiencia con un bonsái granado.

¡Hasta la próxima!

Sobre el autor

Luis Alejandro Herrera

Dar a conocer el arte del bonsái es su pasión. Referente en el mundo del bonsai de Latinoamérica, Luis estudió y participó como instructor más de 15 años dentro de la Sociedad Venezolana de Bonsai. Ha tenido la ocasión de poder ampliar sus conocimientos con grandes maestros del mundo del bonsái como Pedro Morales, Nacho Marín y dentro de la escuela europea con el maestro italiano Salvatore Liporace. Consiguió quedar en el primer lugar del Concurso de Nuevos Talentos Caracas 2016 y realizó con éxito el curso nivel máster de la Escuela Europea de Bonsái en Puerto Rico. Durante su carrera ha sido instructor titular de la Sociedad Venezolana de Bonsái.

¡COMPÁRTELO!