Blog

Cómo cuidar tu bonsái cuando te vas de vacaciones

  Mistral Bonsai       10/08/2021
Cómo cuidar tu bonsái cuando te vas de vacaciones

Ha llegado la hora de unas vacaciones bien merecidas, pero ¿Qué vamos a hacer con nuestros bonsáis? ¿Quién los va a cuidar? ¿Los dejas a su suerte o los sigues regando? Después de meses de trabajo en los bonsáis no podemos tentar a la suerte. ¿Te imaginas volver de unas vacaciones maravillosas y encontrar tu bonsái seco sequísimo? En este blog vamos a darte algunos trucos de cómo cuidar tu bonsái cuando te vas de vacaciones y no llevarte ninguna sorpresa desagradable.

Hay dos factores básicos que deberemos tener muy claros antes de dejarlos solo: la luz y el agua.

La importancia de la luz en el bonsái.

Muchas veces, lo primero que hacemos cuando nos marchamos de vacaciones es cerrar las persianas. Si tienes bonsáis dentro de casa, ¡no lo hagas! De esta forma solo haremos que se debiliten o, incluso que mueran, porque no podrán hacer la fotosíntesis.
Es muy importante dejarlos en una habitación donde reciban toda la luz que necesiten.
En el caso de que tengas los bonsáis en el exterior, te recomendamos dejarlos en la semisombra para que el sol no los castigue demasiado. Así también nos aseguramos de que el agua del Auto Riego dure más tiempo.

El otro imprescindible: el riego del bonsái.

Los bonsáis, al vivir en macetas, sus capacidades para recoger y retener agua quedan limitadas por el recipiente. Por este motivo es de suma importancia proporcionarles el agua que necesitan.
En verano las necesidades hídricas de nuestros bonsáis aumentan. Si estamos en casa será fácil hacerles un seguimiento y regarlos cuando lo necesiten. El problema viene cuando nos vamos de vacaciones. Nosotros no estamos en casa, pero los bonsáis siguen necesitando agua.

Nuestro mejor aliado: el Auto Riego

Sabemos que la mejor forma de regar nuestros bonsáis es con una regadera con agujeros finos, por lo que lo ideal sería confiarle a alguna persona de confianza que se encargue de los cuidados más básicos de los arbolitos durante tu ausencia. Pero si en tu círculo no hay nadie que te pueda echar una mano con el riego de los bonsáis durante tus ausencias, no te desesperes. En Mistral Bonsai hemos pensado en este tipo de situaciones. Tu mejor aliado va a ser el Auto Riego, un sistema de riego automático que te va a salvar de más de un apuro.

 

Bonsái Auto Riego

 

¿Cómo funciona?

Este sistema de riego automático funciona por capilaridad. Se trata de un recipiente donde almacenamos agua y lo conectamos con el bonsái mediante una mecha. La mecha irá aportando el agua a medida que la vaya necesitando. El Auto Riego está pensado para salvarnos cuando nos vamos de vacaciones.
Su instalación es súper fácil, la puedes ver en el vídeo que te dejamos aquí abajo.

El paso a paso

1. Rellenar el recipiente del Auto Riego con agua. Recuerda que el agua para regar a nuestros bonsáis debe de ser de calidad. Le mejor opción sería el agua de lluvia, pero también podremos utilizar agua mineral y, si es agua de la red pública, la dejaremos reposar durante un mínimo de 24 horas en un recipiente abierto. De esta forma el cloro se evaporará y será mejor para el bonsái.

2. Mojaremos la mecha con agua. Antes de conectar la mecha es muy importante mojarla bien con agua. ¿Por qué? De esta forma, en el momento de conectar el agua con el bonsái, nos aseguramos de que el agua llega en ambos extremos.

3. Conectar la mecha con la maceta al bonsái. Con unas pinzas, un cuchillo plano o algo similar nos ayudaremos a la hora de meter uno de los extremos de la mecha por un agujero de drenaje de la maceta. Realizaremos este paso con cuidado para evitar romper raíces importantes.

4. Colocar el bonsái encima del Auto Riego. Ya casi habiendo terminado, colocaremos el bonsái encima del Auto Riego procurando que la mecha entre dentro del orificio del recipiente y quede en contacto con el agua.

5. Regar el bonsái. El último paso es el más importante, pues con él confirmaremos que el sistema de riego automático funcionará. Regaremos el bonsái como siempre. Al mojar el sustrato nos aseguramos de que el agua que vaya subiendo del Auto Riego se reparta mejor.

Lo mejor de este sistema de riego es que, cuando no lo estés utilizando, también lo puedes utilizar como plato para proteger tus muebles.

Esperamos que estos trucos te hayan servido de ayuda.

¡Os deseamos un feliz verano!

Sobre el autor

Mistral Bonsai

En Mistral Bonsai somos un equipo de comunicación, técnicos y maestros comprometidos desde el primer día con la que divulgación del maravilloso arte del bonsái. Un mundo, sin duda, con muchas cosas para compartir. Creemos que un bonsái es un árbol con alma, único e irrepetible. Otro de nuestros pilares más esenciales es, como no podía ser de otra manera, el estrecho compromiso para preservar el Medio Ambiente y la naturaleza.

¡COMPÁRTELO!