Blog

El trasplante del bonsái

  Admin       17/01/2018
El trasplante del bonsái

Parece que podemos realizar un trasplante en cualquier momento, pero en realidad, los trasplantes se realizan en PRIMAVERA o AL FINAL DEL VERANO. Por lo tanto, EVITAREMOS TRASPLANTAR EN PLENO VERANO O INVIERNO.

Normalmente, como hemos dicho, trasplantamos a principio de la primavera, cuando la temperatura de la tierra empieza a subir, ya que es el momento en el que las nuevas raíces se desarrollan con más facilidad. Pero dentro de esta época los diferentes trasplantes pueden variar algunas semanas si tenemos en cuenta el tipo de hoja que tienen.  Por ejemplo, los bonsáis de hoja caduca se trasplantan cuando aún hace un poco de frío porque todavía están sin hojas. En cambio, los bonsáis de hoja perenne se trasplantan justo cuando entra la primavera que hace ya menos frío.

El trasplante de los bonsáis consiste en cambiar la tierra y rejuvenecer las raíces, para permitir el buen desarrollo de los brotes de los árboles. Cuando trasplantamos podamos las raíces y las ramas de los bonsáis. Normalmente, se poda una semana antes del trasplante, para acelerar el crecimiento de los nuevos brotes. Esto los debilita de manera momentánea, por eso, todo lo que hagamos para que los bonsáis se recuperen más rápidamente es super importante para garantizar su vida.

ERRORES MÁS FRECUENTES DURANTE EL TRASPLANTE

1.Trasplantar demasiado frecuentemente. El trasplante demasiado frecuente perjudica especialmente los bonsáis. Si trasplantamos un bonsái cuando las raíces no están suficientemente desarrolladas, no tendrá fuerza suficiente para brotar bien y lo perjudicaremos.

el trasplante 3

2.Trasplantar a la primera que disminuye la fuerza del árbol. Hay personas que piensan que ante cualquier problema trasplantar es la solución, pero no es así. Si trasplantamos un árbol débil, sin buscar cuál es la causa de su debilidad, se va a debilitar aún más. Si llegamos a la conclusión de que el trasplante es necesario, lo primero que hemos de considerar es si será capaz de resistir el trasplante. Es necesario asegurarse de cómo está el bonsái, observándolo diariamente y si se toma finalmente la decisión de trasplantar, deberemos hacerlo de manera que el arbol pueda soportar esta operación, es decir quitando la cantidad de tierra y cortando la cantidad de raíces adecuada.

3.No cortar las raíces del fondo. Muchas personas cuando trasplantan, sólo cortan la capa exterior de las raíces laterales. si no cortan también las raíces del fondo, no va a llegar bien el agua a la tierra del centro de la maceta, lo que debilitará los árboles.

4.Trasplantar en una maceta demasiado grande. Tenemos que elegir macetas cuya anchura sea del 80% de la altura total del bonsái.

5.Plantar el bonsái demasiado alto o demasiado profundo. Hay que mostrar el tronco de manera que nos haga imaginar que aún quedan raíces escondidas en la tierra.

FRECUENCIA DEL TRASPLANTE

el trasplante 2

CUIDADOS DESPUÉS DEL TRASPLANTE

Una de las primeras cosas que influyen en la capacidad de crecimiento de las raíces después del trasplante es la manera de cuidar los bonsáis. Según el lugar donde los colocamos, la insolación, la temperatura del aire, la temperatura de la tierra en la maceta, la frecuencia del riego… cada una de estas condiciones altera la capacidad y el modo de crecimiento de las raíces. Los puntos más importantes de los cuidados después del trasplante son los siguientes:

1.Protegeremos los bonsáis del viento.

2.Regaremos abundantemente, renovando el aire de la maceta.

3.Protegeremos los bonsáis de las heladas

ARTÍCULO BONSÁI PASIÓN

Podéis encontrar más información en el monográfico de la Bonsái Pasión número 71


¡COMPÁRTELO!