Blog

El otoño: estación mágica para los bonsáis

  Admin       26/10/2017
El otoño: estación mágica para los bonsáis

Con la llegada  del otoño los bonsáis se preparan para entrar en reposo. En muchos jardines las hojas empiezan a tomar las coloraciones de otoño: en algunos árboles como los ginkgos, los granados y los cerezos de Santa Lucía las hojas se tiñen de amarillo. En cambio los arces vuelven a teñir sus hojas que van desde el dorado al anaranjado rojizo, depende un poco de cada especie.

otoño bonsai acer

otoño bonsái

Durante estos últimos otoños, en las zonas cercanas al mar es muy difícil ver estos preciosos tonos de otoño en las hojas. Estos cambios de tono se producen cuando de noche hace frío y de día aún hace calor. El clima de la costa es demasiado temperado por la noche como para que las hojas tomen color de otoño.

Pero tengamos el clima que tengamos todos podemos disfrutar del color de los frutos maduros. Las pyracanthas llenan sus ramas de miles de frutos de color naranja intenso, que desde lejos parece que los árboles estén poseídos por un fuego interno (de ahí viene su nombre de espina de fuego). Los manzanos aún tienen sus hojas verdes, este año no hace frío, pero sus frutos empiezan a llenar de color sus ramas. Los crataegus nos sorprenden por sus bayas de color rojo. Los naranjos aún se harán esperar, justo empieza a llegar la temporada en la que sus frutos cambiarán el color verde esmeralda que tienen ahora por el naranja intenso que lleva su nombre.

otoño bonsai frutos

Se nota que para muchos aficionados al bonsái el otoño es la estación del año que más gusta. Quizás por la belleza de sus colores, pero sobre todo por esta impresión de calma que se apodera de todos los árboles.

En esta temporada tan serena empieza el ciclo de trabajo de los árboles de hoja caduca, que podaremos a la caída de las hojas… pero este año, no nos decidimos a podar todavía. Los días son aún calurosos y si podamos corremos el riesgo de hacer brotar los árboles. El mejor trabajo es no hacer nada y esperar, disfrutando solo de la belleza de los árboles en otoño, aunque sí podemos abonarlos, regarlos y reajustar algunas ramas que están alambradas.


¡COMPÁRTELO!