Mistral Bonsai

Cómo abonarlos

¿Por qué hay que abonar?

Todos comemos cada día. El alimento es imprescindible para la vida. Las plantas se alimentan de las sales nutritivas que extraen del suelo. Los bonsáis, como viven en macetas pequeñas, pueden llegar a consumir todos los nutrientes que hay en la tierra. Descubre cómo abonar los bonsáis correctamente.

Tenemos que ir reponiendo mediante el abonado los elementos que consume la planta.

¿Cuándo hay que abonar?

Hay que abonar sobre todo en los momentos de fuerte crecimiento de la planta, es decir en primavera y a finales de verano. Para evitar crecimientos desmesurados, a diferencia de otros cultivos, es mejor abonar los bonsáis más en otoño (final de verano) que durante la primavera.

¿Cómo hay que abonar?

Hay que abonar la planta sin sobresaltos. Es mucho mejor abonar en pequeñas cantidades pero frecuentemente, que hacerlo en exceso y de tarde en tarde.

No hay que esperar que el árbol llegue a verse débil y amarillento para volver a abonar.

¿Cuáles son los mejores abonos?

Hay dos tipos diferentes de abono para los bonsáis: los abonos líquidos y los sólidos.

ABONO LÍQUIDO NUTRIBONSAI:

El abono líquido Nutribonsái se disuelve en el agua de riego, o se aplica con el agua de vaporización por encima de las hojas.

Ventajas:

Es rápido y limpio, no produce olores desagradables y es fácil de aplicar.

Precauciones:

No sobrepasar nunca las dosis indicadas.

ABONO SÓLIDO:

El abono sólido se dispone encima de la tierra de la maceta, de manera uniforme, evitando que esté en contacto directo con el tronco de los árboles.

Ventajas:

Es de larga duración, no quema las plantas y mejora mucho la tierra de los bonsáis.

¿Cuándo no hay que abonar?

No abonaremos en invierno, ni durante los períodos de calor extremo del verano.
Al igual que nosotros, que cuando enfermamos vamos al médico y no pretendemos curarnos a base de comer más, no hay que pretender recuperar a los bonsáis enfermos a base de abonarlos.

Primero hay que ver cuál es la causa de la enfermedad y aplicarle el tratamiento adecuado. El abonado lo pospondremos para cuando la planta empiece a reponerse.
Por el mismo motivo no abonaremos tampoco los bonsáis recién trasplantados o los que se han secado por descuido.