Blog

Los cuidados del bonsái después de un trasplante

  Luis Alejandro Herrera       20/02/2020
Los cuidados del bonsái después de un trasplante

Ha llegado la época de trasplante y ya lo tienes todo preparado. Pero, una vez hecho el trasplante, ¿Qué debemos hacer? ¿Cuáles son los cuidados posteriores? Para que toda la técnica de trasplante tenga un gran éxito en tus árboles, los cuidados posteriores son clave. En este blog te recomendamos 4 pautas necesarias para que el cuidado posterior al trasplante de tu bonsái sea adecuado y tu árbol se recupere mejor y más rápido. Es muy fácil. ¡Acompáñanos!

El primer riego después del trasplante

Inmediatamente después de trasplantar tu bonsái debes regarlo abundantemente para que el polvo que ha podido entrar en el sustrato salga. Observa bien los agujeros de drenaje. Debes regar hasta que el agua salga clara y trasparente, sin ningún tipo de tierra o polvo. Durante los días posteriores es importante regar adecuadamente. Toca la capa superficial del sustrato y cuando esta esté seca, proceder a regar. Cada vez que regamos cuando la tierra está seca regeneramos el oxígeno del sustrato y eso ayuda al crecimiento de la raíz.

Protección frente al viento

Después de un trasplante, el sistema radicular del bonsái esta delicado y tiene que recuperarse. Si no protegemos a nuestro árbol del viento, este puede causar dos problemas. El primero es que nuestro bonsái se secará más rápido exigiendo a las raíces que trabajen de más para hidratarlo. Como las raíces están débiles por el trasplante, esta situación de estrés puede generar pérdida de la capacidad de cicatrización e hidratación de la raíz y terminar muriendo.

El segundo problema es que el bonsái está generando nuevas pequeñas raíces que son muy delicadas. Si el árbol no está bien anclado y hay mucho viento, este se puede mover un poco en el tiesto y quebrar las raicillas que se están formando. Estas pequeñas raíces son muy delicadas, se quiebran con facilidad y pueden morir.

Así que sitúa tu bonsái protegido del viento y verifica que quedó bien anclado.

Abonado

El árbol se está recobrando y debe cumplir con sus procesos de recuperación. Si lo abonamos, obligamos al árbol a dejar esos procesos de lado y a dedicarse a la absorción de nutrientes. Además, si las raíces están débiles por el trasplante, la absorción de los nutrientes del abonado será deficiente.

Para ayudar a tu bonsái en ese proceso del trasplante puedes usar Vitabonsai. Este es un vigorizante que contiene entre otros, nitrógeno, carbono, micronutrientes y agentes quelantes. Todos estos componentes favorecen la recuperación de las raíces, su crecimiento y aumenta su protección contra el frío y las enfermedades. Este vigorizante es ideal para los riegos posteriores al trasplante de tu bonsái. Si lo usas lograrás que tu árbol enraíce más rápido y mejor, logrando una recuperación de tu bonsái en más corto tiempo.

También puedes usar vitaminas diluidas en hormonas, que tienen el mismo objetivo del Vitabonsai; lograr enraizar más rápido tu árbol y favorecer su recuperación.

Por lo que no abones tu bonsái hasta que empiece la temporada de crecimiento y utiliza Vitabonsai u otra mezcla revitalizante en el riego posterior.

Situación

Casi todo el mundo recomienda colocar los árboles en semisombra después de un trasplante. Generalmente se recomienda entre 2 y 3 semanas de semisombra, y gradualmente sacarlos al sol. Esto tiene una finalidad; evitar la deshidratación del bonsái. Pero esta técnica no es del todo correcta.
La finalidad de sacar el bonsái al sol es que la temperatura de la maceta suba. El aumento de temperatura produce la activación total de las raíces y los procesos de cicatrización y crecimiento aumentan. Esto solo se puede hacer si colocamos el bonsái en el sol después del trasplante.

No podemos terminar sin mencionar la relación entre la temperatura del suelo y el crecimiento de las raíces. Según los estudios botánicos hechos a nivel mundial, en invierno, cuando la temperatura es inferior a los 5ºC, el crecimiento de las raíces casi se detiene. Cuando es primavera y la temperatura sube a 10ºC se inicia poco a poco el crecimiento de las raíces. La actividad máxima de las raíces se produce cuando la temperatura esta entre 25ºC y 30º C. Cuando pasa de los 30ºC el crecimiento de las raíces se reduce rápidamente y cuando sobrepasa los 40ºC se detiene casi por completo.

Diagrama Temperatura tierra

Si vas a vigilar la hidratación del bonsái adecuadamente, lo puedes colocar al sol después de haber realizado el trasplante. Si no vas a tener tiempo de vigilar el riego, es mejor que coloques tu árbol en la semisombra y paulatinamente lo vayas llevando al sol. Todo va a depender del tiempo que tengas para vigilar el riego.
Como puedes ver, los cuidados son lógicos y muy sencillos de hacer. Si los sigues al pie de la letra, la recuperación de tu bonsái será optima y su crecimiento se verá fortalecido.

Recuerda… después del trasplante tu árbol necesita mucho muchigomi.

Sobre el autor

Luis Alejandro Herrera

Dar a conocer el arte del bonsái es su pasión. Referente en el mundo del bonsai de Latinoamérica, Luis estudió y participó como instructor más de 15 años dentro de la Sociedad Venezolana de Bonsai. Ha tenido la ocasión de poder ampliar sus conocimientos con grandes maestros del mundo del bonsái como Pedro Morales, Nacho Marín y dentro de la escuela europea con el maestro italiano Salvatore Liporace. Consiguió quedar en el primer lugar del Concurso de Nuevos Talentos Caracas 2016 y realizó con éxito el curso nivel máster de la Escuela Europea de Bonsái en Puerto Rico. Durante su carrera ha sido instructor titular de la Sociedad Venezolana de Bonsái.

¡COMPÁRTELO!