Blog

Cómo formar tu primer bosque de bonsáis en 8 pasos

  Luis Alejandro Herrera       23/01/2020
Cómo formar tu primer bosque de bonsáis en 8 pasos

Los bosques me apasionan, evocan tantas sensaciones… ¡Imagínate tener tu propio bosque en tu jardín o terraza! Pero ¿No sabes cómo empezar? Pues, aquí te cuento como hacer tu primer bosque de bonsáis en 8 pasos, con árboles sencillos y de forma práctica. Sigue estos pasos y podrás comenzar a disfrutar de la magia de los bosques.

El estilo bosque o Yose-ue (en japonés), es un estilo bastante complicado, por la cantidad de principios artísticos que hay que seguir. Además, hay que escoger bien los bonsáis que lo formaran y el número de bonsáis que lo formaran. Si son pocos árboles, te sugiero que sean números impares, 3, 5,7,11,13, ya luego de 13 puedes poner la cantidad de árboles que quieras. Según los japoneses, los números pares dan mala suerte.

Aunque este sea uno de los estilos más difíciles, podemos comenzar con un bosque sencillo, con pocos elementos, para que le vayas tomando el gusto a esto de los bosques. Los árboles que usaremos son pequeñas Zelkovas; arboles sencillos, pero muy bonitos y delicados.

QUE NECESITAREMOS:

Para tu primer bosque deberás tener los siguientes utensilios a mano:

  1. La maceta para paisaje que hayas escogido (generalmente muy anchas y poco profundas).
  2. Alambres para sujetar los bonsáis.
  3. Rejilla para los agujeros de drenaje.
  4. Sustrato (utilizaremos una mezcla de Akadama y Terrabonsai).
  5. Los bonsáis que vayan a componer nuestro bosque. En nuestro caso utilizaremos bonsáis de Zelkovas o olmos (Shohin[1]).
  6. Musgo para decorar.
  7. Herramientas de trasplante: palillos de bambú, un rastrillo/espátula para desenredar las raíces y tijera corta-alambre.

 

PASOS A SEGUIR:

1. Primero de todo prepararemos las rejillas para los agujeros de drenaje de la maceta.

Las colocaremos y así nos aseguramos de que el sustrato no se salga, como hacemos con todos nuestros bonsáis. Normalmente las rejillas son mallas de plástico cortadas en cuadrado, de distintos tamaños, sirven para evitar que se salga el sustrato y permite el paso del agua. Lo que hacemos es usar un alambre para fijar la rejilla al agujero de drenaje, como te muestro en esta secuencia de imágenes.

alambra trasplante

rejilla

2. A continuación, colocaremos un alambre guía.

Este alambre servirá para anclar los distintos árboles que formaran nuestro bosque. Para eso tomamos un alambre grueso (puede ser de 4 o 4,5 mm). Lo colocamos y sujetamos bien a lo largo de la maceta desde los dos agujeros más alejados. Sobre ese alambre guía, atamos de forma perpendicular alambres más pequeños y largos que serán los que anclen los árboles, tal y como te lo muestro en la foto.

alambre trasplante

alambre trasplante

3. Una vez tenemos los alambres preparados, pondremos una primera capa de sustrato en la maceta.

Justo encima de esta capa podemos colocar un Quelato[2], yo prefiero el carbón vegetal o de bambú. El Quelato tiene tres funciones, mantener el ph neutro del sustrato y favorece el aireamiento de las raíces y fomenta la formación de las micorrizas. Podemos comprar el carbón vegetal en el super, aquí en mistral, tenemos el carbón de bambú.

trasplante bonsái

4. ¡Manos a la obra con los árboles!

Colocamos primero el árbol principal. Limpiamos un poco las raíces con el rastrillo con cuidado de no romper las raíces, lo fijamos y lo alambramos con las tiras de hilo de aluminio perpendiculares que habíamos preparado anteriormente. El árbol principal puede ser el más grueso, o el más alto o el más bonito. Alrededor de él vamos a ubicar los otros árboles para elaborar nuestro diseño.

trasplante bonsái

Como es tu primer bosque vamos a hacer un diseño sencillo, un bosque con movimiento lineal. En nuestro caso el árbol principal era el más bonito, con una ramificación más fina. Lo hemos situado un poco a la derecha, descentrado y tenemos planeado colocar a la derecha un grupo de 3 árboles y a la izquierda 2 árboles. Estamos creando un camino imaginario entre los dos grupos de árboles. Nuestro bosque tendrá 5 árboles.

trasplante bonsái

5. Distribución de los bonsáis.

Iremos poniendo el resto de los árboles, teniendo en cuenta que las distancias entre ellos deben ser irregulares. También debemos tratar de que ningún árbol tape a otro y que queden bien definidos los espacios vacíos como en cualquier bosque natural.

formación bonsái bosque

6. Terminaremos de añadir sustrato en los huecos.

Y con un palillo vamos introduciendo el sustrato por las raíces de los árboles.

trasplante bonsái

7. Perfilamos la silueta de los árboles y del bosque en general con las tijeras.

En principio la silueta no está definida del todo, ya que son bonsáis jóvenes. Lo que deseamos es dejar crecer más alto nuestro árbol principal que los demás, para que la silueta sea irregular y más dinámica a la vista.

pinzado bonsái

8. Para terminar, el musgo.

Colocamos musgo para decorar y también para que el sustrato no se salga de la maceta cuando reguemos. El musgo le da un aspecto más natural a tu bosque. Recuerda no colocar todo el sustrato lleno de musgo, coloca partes para que se vea más real.

bonsái bosque

bonsái bosque

 

Ahora ya puedes disfrutar de un bosque sencillo, hecho con bonsáis jóvenes, que irán madurando junto a ti y podrás admirar los cambios que el tiempo vaya generando en tu bosque.

¿Te animas a dar un paseo por el bosque?

No te pierdas el vídeo que hemos preparado a continuación.

¡Hasta la próxima!

 

[1] Shohin = termino japonés para nombrar a los bonsáis que son inferiores a 21 Cm

[2] Un quelato es una sustancia que evita que los iones de metales se unan para formar sales. El carbón vegetal o de bambú cumple esa función, este evita que se formen sales en el suelo y así mantiene el PH neutro del mismo

Sobre el autor

Luis Alejandro Herrera

Dar a conocer el arte del bonsái es su pasión. Referente en el mundo del bonsai de Latinoamérica, Luis estudió y participó como instructor más de 15 años dentro de la Sociedad Venezolana de Bonsai. Ha tenido la ocasión de poder ampliar sus conocimientos con grandes maestros del mundo del bonsái como Pedro Morales, Nacho Marín y dentro de la escuela europea con el maestro italiano Salvatore Liporace. Consiguió quedar en el primer lugar del Concurso de Nuevos Talentos Caracas 2016 y realizó con éxito el curso nivel máster de la Escuela Europea de Bonsái en Puerto Rico. Durante su carrera ha sido instructor titular de la Sociedad Venezolana de Bonsái.

¡COMPÁRTELO!