Blog

Origen y filosofía del bonsái

  Mistral Bonsai       30/01/2019
Origen y filosofía del bonsái

El origen y filosofía del bonsái nace justo en el momento en que el ser humano, voluntariamente o por accidente, descubre que los vegetales pueden crecer dentro de una maceta. La mayoría de las personas cree que el origen del bonsái es japonés. Aunque este es el país que popularizó, perfeccionó y difundió en Occidente, hoy en día sabemos con absoluta certeza que sus inicios nacieron en China.

El inicio del bonsái

El arte de los bonsáis se desarrolla en China en dos grandes tendencias a diferenciar. La escuela del Norte, que educa a los árboles a través de las podas, tensiones y pesas. La escuela del Sur, por su parte, los rescata de las montañas poniéndolos en una maceta y conservando su forma natural.

Tenemos las primeras nociones de este arte a través de pinturas y poemas que hablaban de ello. Por lo que lo podemos datar entre los años 221-206 a.C.

La llegada del bonsái a Europa

Si relativamente el bonsái es nuevo en Japón, comparado en la antigüedad de la tradición en China… ¿Qué podemos decir al saber que no aparece en Europa hasta el año 1889? Los primeros bonsáis llegaron en el nuevo continente coincidiendo con la Feria Mundial y la inauguración de la Torre Effiel. En 1909 vuelven a Londres para instaurarse definitivamente en Europa. Incluso muchos maestros japoneses piensan que el futuro del bonsái, la transmisión de sus técnicas y su filosofía están fuera de Japón. En España el bonsái se popularizó por la gran afición que tenía el ex presidente del gobierno Felipe González. Hoy día podemos contar con centenares de clubes y asociaciones en las cuales se agrupan miles de fieles seguidores de esta milenaria tradición.torre effiel

La filosofía del bonsái

Debemos considerar que la mayoría de las artes orientales se transmite a través de maestra de generación en generación. En el siglo III a. C llego a china una corriente de pensamiento que se instauró presionando a los ciudadanos con normas, prohibiciones y reglas. Esta falta de libertad llevó a que un filósofo reclamó volver a lo natural y esencial. Con esté pensamiento hizo nacer a dos corrientes filosóficas:

La primera corriente a considerar es el taoísmo, que propone que, en la paz, el vacío, el silencio y la inactividad está la esencia de todas las cosas.

Por otra parte, tenemos el budismo, que expresa que la vida es sufrimiento, que es causado por el apego que le tenemos a las cosas materiales y que este sufrimiento se puede eliminar si vamos más allá de lo mundano.

De estas dos filosofías nace el chan en China, denominado zen en Japón. La filosofía zen ha influido decisivamente en las artes de Oriente, ya que es partidaria de la acción con un máximo de técnica y un mínimo de planificación.filosofía bonsai

¿Cómo lo podemos aplicar al bonsái?

El zen busca que la mente sea un cristal a través del cual pase la imagen sin distorsionar del árbol. De esta manera captamos su plena esencia. A este estado de lo denomina kime. Por otra parte, la ejecución automática de técnicas permite desvincular la mente del proceso creativo. Las manos actúan sin la intervención de la cabeza. Este estado se denomina mushin (déjate fluir).

Para quienes han aprendido a modelar los bonsáis a través del zen, no se trata de dar formas caprichosas e imponer nuestra voluntad sobre el árbol, sino que se trata de descubrir su naturaleza y carácter. Al cabo del tiempo, esta técnica nos permitirá que el árbol se exprese en todo su esplendor.

Sobre el autor

Mistral Bonsai

En Mistral Bonsai somos un equipo de comunicación, técnicos y maestros comprometidos desde el primer día con la que divulgación del maravilloso arte del bonsái. Un mundo, sin duda, con muchas cosas para compartir. Creemos que un bonsái es un árbol con alma, único e irrepetible. Otro de nuestros pilares más esenciales es, como no podía ser de otra manera, el estrecho compromiso para preservar el Medio Ambiente y la naturaleza.

¡COMPÁRTELO!